Cada día sabemos más y entendemos menos…

Origen del poder político

El término “político” proviene de las “Polis”, cuyo significado es “ciudad-estado” en la Antigua Grecia.

Aristóteles defendía la idea de que el ser humano es un animal social y político por naturaleza. Esta idea suponía un gran conflicto puesto que unía bajo una misma afirmación a la sociedad y a la naturaleza. Y es que, Aristóteles fue el primero en unir estas dos ideas, ya que anteriormente los sofistas hicieron la distinción entre ambos conceptos, considerando la sociedad como una Ley de Convención y la Naturaleza un estado natural. Según Aristóteles, el ser humano es un animal porque tiene necesidades, sin embargo, es un animal racional ya que busca la libertad y una vida buena y justa. Este modelo está asociado a la ética y la moral.

De este modo se impone una teoría; el estado natural pasa a ser un estado social mediante un contrato. El origen de este contrato fue debido a la garantía de la satisfacción de las necesidades, así como la preservación de la vida asegurando la seguridad del individuo y la finalidad de conseguir una vida buena y digna.

La Teoría del contrato:

Con ella se pretende explicar el paso del estado natural al social, además de la constitución de la sociedad y del estado y las condiciones y límites del poder político. Para razonar sobre los puntos anteriores, es necesario imponer una serie de presupuestos en los cuales basándose en una hipótesis, se razona sobre el Derecho natural del hombre y si este es social por naturaleza. Para ello, se supone un estado de naturaleza y la negación de la concepción teocrática del poder. Existen tres teorías principales:

 

Hobbes

Thomas Hobbes fue un filósofo inglés del S: XVII en cuya obra “Leviatán” reflexionaba sobre la filosofía política occidental. Defendía un Estado Totalitario en el cual se realizaba un contrato de sumisión. El hombre es malvado por naturaleza (Homo homini lupus). Debido a esto, el mundo es una guerra de todos contra todos. Por ello, se realiza un contrato en el cual los hombres renuncian a su libertad para asegurar su seguridad y supervivencia. Este contrato cuenta con la existencia de un soberano que tiene el poder absoluto y sus súbditos, los cuales tiene que respetar el contrato bajo la imposición de las armas.

 

 

Locke

John Locke fue un pensador inglés del S. XVII, padre del liberalismo moderno. Él defendía un contrato liberal en el cual se garantizaban los Derechos Naturales como la seguridad o la propiedad privada. El Estado de Naturaleza consistía en la igualdad y la libertad. Sin embargo, se realiza un intercambio por los intereses particulares de cada persona, lo que crea cierta inseguridad en la población. Es por ello, que el ser humano decide realizar ese contrato sin sometimiento de ningún tipo con el fin de obtener mayor seguridad.

 

Rousseau

Jean- Jacques Rousseau fue un filósofo francés del S. XVIII propio de la Ilustración. Este defendía que el ser humano es bueno por naturaleza y es la sociedad quien lo corrompe. Rousseau criticaba la concepción de Hobbes de la defensa de un Estado Totalitario, y la concepción de Locke que defendía la propiedad privada por naturaleza. Además, no entendía el contrato de Hobbes considerándolo un contrato de enajenación donde es irracional que un individuo no elija ser libre y pasar a poseer un cargo de súbdito. Rousseau defendía un contrato social  en el cual el hombre se auto impone libremente la ley. Este contrato se realiza de forma voluntaria ya que el hombre obtiene mayor bien viviendo en comunidad, teniendo los ciudadanos sus propios derechos y obligaciones. De esta forma, la comunidad contaría con una organización social y política basada en la ética y la moral.

Además, a lo largo de la historia se ha reflexionado sobre la legitimidad del poder político. Aunque en un principio esta fuera relacionada con el poder y la elección de Dios el cual elegía a los soberanos, actualmente la legitimidad de este se ve vinculada con la justicia y la razón. Aquello que es justo y natural, es legítimo, respetando el Derecho positivo de la legalidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: