Cada día sabemos más y entendemos menos…

El poder religioso como justificante del poder político

Viendo la película de “Apocalypto”, surgieron diferentes dudas. Sin embargo, la pregunta que parecía más lógica realizar era hasta qué punto estaba el poder religioso ligado al político en aquella época. Para ello, nos centramos en los poderes que poseía el sacerdote, y si debería tenerlos o no.

El sacerdote se encargaba de interpretar los augurios y actuaba de intermediario entre los Dioses y el resto de la población.

Anteriormente, el sacerdote no solo poseía un poder religioso, sino también político. Es inevitable para la historia pasar por esa etapa de unión entre ambos poderes ya que; la religión juega con la ingenuidad y la falta de conocimientos de la gente, y la política intenta establecer un orden dentro de una sociedad. Además, un mayor avance científico, supone una mayor inquietud filosófica, lo que deriva en una mayor influencia del poder religioso sobre la sociedad.

La religión surge a partir de la necesidad que posee el ser humano para creer en algo. La tendencia natural de este, le lleva a explicar lo desconocido a partir de lo divino, ya que solo así se podría justificar cualquier acontecimiento y la necesidad humana de buscar respuestas a todo. Otro factor importante que influenció la aparición de la religión pudo ser la necesidad de un orden en la sociedad debido a la aparición de las nuevas clases sociales. El poder religioso siempre ha sido un elemento estabilizador muy importante en la sociedad. Ha impulsado en muchas ocasiones a las poblaciones siendo un potenciador de la economía, la política… aunque actualmente suponga un freno al progreso de una civilización.

En mi opinión, el poder político nunca debería ir ligado al religioso ya que este último está ligado a la fe, mientras que el primero debería estarlo a la razón y la justicia. Sin embargo, me parece inevitable que estos dos poderes hayan estado, y sigan estándolo actualmente en muchos estados, unidos debido a la invocación de la religión como justificante del poder político. Y de este modo, la obtención de poderes por parte del sacerdote como jefe de la Jerarquía eclesiástica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: