Cada día sabemos más y entendemos menos…

La ética, un código moral

Para hablar de la ética, primero hay que conocer cuál es su diferencia con la moral.

La moral es un conjunto de acciones que uno realiza basándose en el bien y la bondad.  Son normas individuales que dependen de tu propia decisión. En cambio, la ética es el estudio de las leyes morales. Estas leyes no son tuyas propias, sino que están impuestas.

De este modo, los remordimientos forman parte de la ética, y no de tu propia moral, ya que alguien te ha tenido que decir posteriormente que algo está mal ya que no sigue las leyes morales universales. Por todo esto, ¿Es posible responsabilizar a alguien de algo que ha hecho siguiendo un código moral impuesto?

Todo el mundo tiene su propio código, aunque este haya sido elaborado previamente por otro individuo, como pueden ser tus padres. La idea de la justicia, la aprendes de los demás pero luego eres tú el que la modifica según tu propio criterio. Por esto, la justicia es subjetiva, y solo existen muy pocas Reglas Universales que podemos aplicar a todo el mundo, como por ejemplo: “Todos somos iguales”.

En ese caso, ¿En qué se basa un código moral?

El código moral se basa principalmente en dos aspectos: la felicidad y la autonomía moral.

La felicidad se alcanza cumpliendo tres objetivos: la autosuficiencia (independencia de decir que nada te afecta) el placer y la autorrealización. Cuanto mayor sea la felicidad y el número de personas que la disfrutan, mejor.

La autonomía moral es la capacidad de decidir por nosotros mismos. Para ello, las personas tenemos que ser fines de nosotros mismos, y no un medio para los demás. Nadie tiene un precio, y dominar a alguien de ese modo es utilizarlo como un medio para beneficiarnos nosotros mismos. Esta última pauta depende también de la visión que tenga de ti el que te necesita, si lo hace como un medio o como persona. En el primer caso estará dañando tu dignidad, por lo tanto no se cumpliría las normas morales.

De este modo, la ética y el código moral se podrían obtener, si todo el mundo pusiéramos en práctica una sola pauta: “Actúa de tal manera, que tu manera de actuar sea una Ley Universal”.

Trailer de El Pianista:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: